El muro que tiene en pie de guerra a los vecinos Panquehue

Doña Gladis nunca estuvo en una marcha. Doña Gladis nunca participó de una protesta. Doña Gladis jamás había arrancado de carabineros. Doña Gladis jamás había sentido tanto miedo como cuando la noche del viernes corría por los callejones de la Población Héroes de la Concepción para esconderse en la casa de una vecina amiga. Tras de ella y una sobrina venían dos carabineros de fuerzas especiales. “Imagínese, recién a los 52 años ando metida en estas leseras”.

Lo que a esta vecina de Panquehue le pasa, es lo mismo que a otros tantos habitantes de esta tranquila comuna: Impotencia, descontrol y abatimiento. Esta franja de nuestro valle ha sido especialmente desatendida de las autoridades en los últimos años, y en palabra de las mismas autoridades de gobierno, “el brazo del Estado no se ha notado tanto”.

Como pocas veces la gente de Panquehue se alzó contra la autoridad y cortó la ruta CH60 por más de tres horas el viernes pasado

Los problemas

Vamos por parte. Los problemas que aquejan a Panquehue no son tantos, pero sí son de larga data.

Bomberos de esa comuna no cuenta con camión aljibe, esto a pesar de ser constante foco de incendios con altísimas probabilidades de ser de carácter forestal, ya que, como pocos sectores del valle tiene una de la más alta combinación de plantaciones y viento, cosa que en verano son de constante riesgo. De hecho en enero recién pasado la ONEMI debió extremar recursos para combatir un incendio que comprometía viviendas en el callejón Olegario Contreras. De haber contado con un camión aljibe, probablemente bomberos de esa ciudad pudieron haber controlado el fuego en sus inicios sin tener que alertar a todas las compañías de la provincia.

Seguridad vial: Tres grutas en las afueras de la Población Héroes de la Concepción recuerdan día y noche a sus habitantes lo peligroso que se ha transformado para ellos la carretera catalogada de nivel “internacional” y que apenas tiene en esa franja 9 metros de ancho con un tráfico estimado al año de 180 mil vehículos. No es difícil imaginar el constante riesgo que corren adultos y niños que diariamente llegan desde San Felipe y que deben cruzar esa arteria con autos, buses y camiones a gran velocidad.  Autoridades se han comprometido por años a realizar mejoras y a colocar sistemas que aminoren los riesgos, pero dichas promesas “no se cumplen”.

Agua Potable: Entrados al siglo XXI y aún existen lugares sin agua potable, y es que siendo la comuna de Panquehue la que tiene mayor índice de metros cúbicos por persona en toda la provincia, la falta de agua potable desde el sector del Sifón hasta la Escuela en el sector de Palomar es una vergüenza para nuestros tiempos. Son 16 familias que aún obtienen el agua de norias o son abastecidos desde el municipio. Paradójicamente el caserío más cercano a la capital provincial nunca ha sido escuchado para contar con el vital elemento, y pueda ser bebido directamente de una llave.

Ni potable, ni de la otra:Es que en Panquehue ya no queda agua, porque la que hay “se la están robando para las empresas” acusa don Maximiliano Chaparro, que no participó de las protestas del viernes por andar en su diálisis en San Felipe. “Cuando pasamos de vuelta a dejar a otros pacientes hacia Llay Llay y vi las barricadas, me alegré sabe. Me alegré porque hay un descontento generalizado, acá se nos ha pisoteado. Hay sectores donde los pozos están secos y la gente no tiene como sembrar. Nos dicen que es para llevarle agua a la gente de Quillota y Calera, pero lo que en realidad hacen es llevarse el agua para las industrias, si al final los empresarios hacen lo que quieren en este país”, dice con un dejo de tristeza.

Vecinos de Panquehue miran con impotencia como sus campos acusan la falta de agua. Al parecer, la "guerra del agua" ha llegado hasta nuestro valle.

Es cierto que la falta de agua es un problema de toda la zona central del país, pero como ya señalamos, Panquehue tiene una de las mayores cuotas de agua per cápita de la región y con la instalación de pozos de gran volumen para trasladar el agua a otras zonas de la región de Valparaíso, han visto disminuido los niveles de sus napas a cotas peligrosas. Los vecinos alegan que “no corresponde que se lleven el agua a otras partes, o ¿acaso la gente de Quillota nos manda paltas cuando acá está escaza?” dice otra vecina que no quiere dar su nombre “por temor al alcalde, usted sabe como es la cosa, uno dice algo y al tiro es enemiga del hombre”.

Apuntan sus críticas al Alcalde Luis Pradenas y a la gobernadora Patricia Boffa, señalando que “no han sido capaces de defendernos y solo le llevan el amén al Presidente o a la DHO (Dirección de Obras Hidráulicas) cuando acá también hay que defender la casa… ¿o no?”.

Olor a queso… pero queso vinagre:hace cuatro años en una ceremonia que encabezó la Presidenta Bachelet y que contó con la presencia de autoridades regionales, el pueblo de Panquehue celebraba la inauguración de una lechería y de “Los Hornos de Panquehue”, una moderna fábrica de quesos Premium. Pocos imaginaron que las cientos de vacas que otorgarían tan generosos productos, se transformarían hoy en uno de los mayores dolores de cabeza para los vecinos. Los malos olores y las moscas casi no dejan vivir tranquilos a los mismos vecinos de la vapuleada villa Los Héroes. Los conductores y pasajeros que hacen el trayecto Los Andes – Valparaíso o viceversa saben de lo que hablamos. Al pasar justo por ese sector donde hermosas y “rechonchas” vacas duermen su plácida siesta el olor penetra fuertemente e impregna el ambiente de una sensación poco grata. Entonces imagine tener que vivir y dormir a 300 metros de esa misma fetidez. Ciertamente una experiencia nada de grata. Como dicen los mismos vecinos, “es un olor a queso vinagre y orina. Le parecerá raro, pero es ese el olor que todos sentimos”.

La Presidenta Bachelet en la inauguración de la planta de quesos Los Hornos en Panquehue, las caras hoy no son tan alegres entre los vecinos

Pues el vecino que creó esa planta lechera, se ha transformado en el enemigo número uno de esa localidad, ya que, encerró a sus coterráneos entre el mal olor y un murallón que los deja sin salida trasera, obligándolos a caminar más de 4 kilómetros para un trayecto que hasta no hace mucho, hacían en solo uno.

La gota que rebalsó el vaso

Nieto de Adolfo Ibáñez Boggiano, comerciante que sembró las semillas de la prosperidad que hoy ostentan Córpora Tres Montes y D&S, Manuel Ibáñez Scott, se instaló y echó raíces en la zona. Son sus hijos los que administran los fundos que están repartidos por la comuna, entre ellos el negocio de la leche y quesos. Pero a 500 metros de ese fundo se hila un conflicto que recién empieza, el “muro de la discordia”.

Unos 200 mil ladrillos, 1200 sacos de cemento y solo 40 días bastaron para levantar el murallón que terminó por colapsar a los vecinos de Panquehue, 3 kilómetros de muralla que ya no dejan pasar a los trabajadores de ese sector y que se trasladan diariamente a los fundos de la Viña Errázuriz. Entre las afectadas está doña Gladis, que el viernes pasado se animó y sacó “un par de tablas de una cama incompleta” que tenía en su patio y salió con otros 50 o 60  vecinos a protestar y cortar el paso de los vehículos. “Porque parece que así es la única forma que escuchan en este gobierno”, asegura.

“¿Usted se acuerda de la Corporación pa’ defender el borde río? (se refiere a la Corporación Panquehue Futuro que dio lucha para imponerse sobre el trazado que el primo de Manuel Ibáñez, Pedro Ibañez intentó imponer en la dirección de Obras Públicas y que paralizó el proyecto de la ruta CH60 en tres años). Ya poh, nosotras éramos las que más luchamos con el Ibáñez ¿y ahora nos paga con esto?”

La señora Gladis es enfática en señalar que “acá hay algo raro, ¿cómo es posible dígame usted, que de un día para otro un fulano venga y cierre un camino que es de toda la comuna? Yo cruzo todos los días en bicicleta y me demoro menos de 10 minutos hasta la viña. Ahora me tengo que dar la vuelta, pasar por la carretera, andar por partes más peligrosas y más encima me demoro como media hora en llegar. Por favor caballero, hagan algo y ayúdennos a difundir esto, mire que si no hay una solución el pueblo va a salir a la calle y esta cuestión va a crecer como en el sur (Aysén)”.

La calle de servicio en cuestión, efectivamente está trazada cruzando predios de propiedad de los Ibáñez, pero también es cierto que la gente cruza por ahí hace más de 60 años y según los afectados “el paso está en todos los planos, es una calle de servicio o de servidumbre como se le llama, por lo que su cierre es ilegal”.

La imagen muestra claramente como el megamuro cortó el camino de servidumbre justo antes de la línea férrea. Los vecinos anuncian nuevas movilizaciones. (Fotos: Pedro Muñoz)

Basta dar una vuelta por las poblaciones de Panquehue para escuchar voces de descontento, y cuesta no ponerse en el lugar de la gente, sobre todo cuando se trata de entender que su ambiente pueblerino ha cambiado por la fuerza, quizá sin mala intención, quizá solo como parte del progreso, pero no es bueno olvidar que esta pequeña comuna del valle es lugar de paso para 8 comunas hacia el litoral central, es tránsito obligado en ruta hacia la capital regional, es un creciente polo de atracción en nuestro escaso panorama turístico y por lo mismo una de las comunas que permite gran movilidad a todo el Valle Grande del Aconcagua.

Comenta con Facebook

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.

Leave a Reply

1 Comment on "El muro que tiene en pie de guerra a los vecinos Panquehue"

Notify of
avatar
Sort by:   newest | oldest | most voted
celerino garrido
Guest

No hay razón alguna por la que el estado de Chile abandone a su gente en Panquehue. Los empresarios no pueden estar por encima de la gente, ni de sus costumbres ni de su derecho a desplazarse. Sea por ley o simplemente por costumbre.

wpDiscuz