Opinión: ¿De dónde eres Rolando?

Contraviniendo lo que dicen algunos personeros de la Democracia Cristiana en San Felipe, este partido está cada día más dividido. No solo por cuestiones de fondo en sus posturas ideológicas,  sino que, también en lo relacionado con las próximas elecciones.

En efecto, mientras algunos declaraban hace solo horas que la DC está firme con el candidato tradicional de la concertación (Mario Sottolichio), y que nunca apoyarían a Stevenson, una asamblea general cambia el rumbo de los hechos y deja al “grandulón”  Stevenson como su abanderado oficial, pese a la ira contenida de la camarilla  Jara-Cornejo que ahora  ven a los camaradas   brindar su público respaldo al candidato que un día dijo que: “salía de la DC porque ese partido había perdido el rumbo”.

Lo concreto es que hoy nadie entiende nada, porque si de rumbos erráticos se trata, con Stevenson podríamos escribir un libro. Primero dijo que la concertación estaba desgastada, participó de unas primarias que luego desconoció para competir con la famélica (políticamente hablando) Adelaida Escalona. Entonces se fue en picada contra Amar y le raspó la pintura cuando lo tuvo contra las cuerdas en las últimas elecciones del 2008. Entonces, derrotado y masticando la línea de meta se retiró por un par de años para volver con boletas en mano a defender consumidores en una causa más que justa. En política nuevamente, se fue al PRI (aunque nunca militó en ese partido),  apoyando a Adolfo Zaldívar en sus aspiraciones presidenciales.

Concluido ese fracaso electoral, “pololeó” con el PRO y estando en eso, a los genios del progreso y la modernidad se les ocurrió meter todavía más autos en el centro de San Felipe, pero como no queda espacio sobre la calle, levantaron la alfombra para meterlos debajo. Pero ahí apareció el “Rolo” como le dicen los amigos, y sacó pancartas, calculadora y panfletos para cantar al ritmo de los que defienden la terraza, los árboles y cuanto bicho pueda vivir en ellos. El negocio no valía mucho, pero ahora que empezaron a cobrar en grande, la inversión de tener que juntar firmas y pasearse con ramas secas comenzó a darle frutos.

Pero el hombre no anda solo y los huevos que dejó puestos en la apolillada DC comenzaron a producir su fruto en la figura del más temible de los gusanos políticos: un presidente de partido con doble militancia o que, al menos, no le da boleto a su propio conjunto político. Ya se “comió por dentro” la candidatura de Patricio Cornejo y ahora va por el “brazo” de Walker, que, de ningún modo quiere apostar a caballo perdedor. Solo el “Rolo” puede provocar esto y, por ahora, vuelve como “esposo arrepentido” a su “primer matrimonio”, eso sí, sin comprometerse mucho tampoco, pues sostiene que será “un independiente lejos de los partidos políticos”.

Bueno pero a la luz de los hechos  las cosas ahora son así en la política, porque si miramos al frente, Mario Sottolichio también baila al mismo ritmo. Nuestra memoria corta habla de su vuelta de carnero con el tema de los estacionamientos. Primero vota a favor del proyecto, y después, cuando llegan al concejo municipal 10 mil firmas rechazando la idea expuso señalando que “es demasiado tarde para esta acción” y que ya “nada se puede hacer”. Nada dijo de oponerse, y solo meses más tarde, cuando  el apetito por la alcaldía comienza a abrirse hace uso de su derecho a pataleo y presenta un recurso en la contraloría contra los estacionamientos subterráneos. No admite que votó a favor, no admite que la idea de los estacionamientos la defendió y tampoco admite que el municipio le hizo firmar con los ojos vendados, o sea, le metieron un golazo.

El “oficialismo” sanfelipeño compró Pop Corns, se acomodó en sus butacas y desde el palco contempla cómo, esta “pelea de perros” causa enemigos internos en la des-Concertación. Porque quién diga que este conflicto no dejará “muertos en el camino” sufre de amnesia. Sería como no admitir que “Piñera Presidente” es el fruto de un amor furtivo, producto del despecho por una pelea de este tipo.

Por ahora la “cuadrilla de calle Salinas” tiene tiempo de pensar y, por qué no, de tramar la continuidad del farmacéutico que tiene “la fórmula” para reinventarse cada 4 años. Claro que esta vez, la cosa no huele tan agradable como antes, a pesar de las tortas, los regalos y los festivales al por mayor, por eso los del partido tricolor tienen armado el plan B(offa), C(ornejo), y D(r Silva), para no correr riesgos.

Y es que, a río revuelto…

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.

Pepito el Colegial

Pepito el Colegial es un personaje de ficción que hace una caricatura-ficción de algún personaje o situación que afecte a las personas de la zona. Puedes enviar tus textos-ficción o tus reclamos-ficción o tus querellas-ficción a pepito@valledelaconcagua.com Por último, si desea ver la vida con mayor seriedad y le molestan los comentarios livianos y al voleo, simplemente no lea esta sección.

Comentar