JAHUEL: Nuevo desastre ambiental en mina Aguas Claras

Mientras el mundo celebraba el Día del Planeta Tierra, Jahuel, en la comuna de Santa María de la provincia de San Felipe en la quinta región Cordillera, sufría una nueva agresión medioambiental. La empresa Georental, propietaria de una maquina excavadora quemada, que debía retirarlas de la mina Aguas Claras, inició el proceso de desmantelamiento y retiro con una autorización judicial. Sin embargo, su trabajo no tuvo ninguna metodología de protección ante un posible derrame de aceites o líquidos, y lo peor tuvo que pasar. La empresa derramó aceite y líquidos hidráulicos directamente sobre el suelo absorbente, que es el mismo que permite que el agua penetre y forme napas subterráneas que luego afloran en las vertientes de agua potable de las Cortaderas, abastecedoras de toda el agua potable de los sectores de Jahuelito, el Zaino, Tabolango y lo Galdámez, cuya bocatoma se encuentra a apenas 170 metros cerro abajo del derrame. Con este derrame, si no se actúa de forma inmediata para remover la capa de terreno contaminado antes que los líquidos penetren hasta las napas, el agua potable está seriamente amenazada de sufrir una contaminación que dañaría la fuente por años.

Cabe preguntarse si nuestra capacitación empresarial en el ámbito de prevención al daño medioambiental se está llevando a cabo con resultados positivos, o si se le está dando la importancia que se le da actualmente a la prevención de riesgos laborales. No es posible que Jahuel sufra daño ambiental reiterado durante cuatro años y aún continúe recibiéndolos a pesar de toda la controversia suscitada en esta explotación minera. Según criterio simple, la empresa debió haber puesto un plástico grueso alrededor y bajo la máquina en desmantelamiento y haber traído tierra para esparcir sobre el plástico, de esta manera, cualquier derrame sería neutralizado por este material antes que llegara al suelo y después de terminada la labor, se retiraría sin dejar huellas ni daño ambiental. Sin embargo, nada de eso se hizo y la empresa procedió a desmantelar la máquina vertiendo los aceites y líquidos directamente sobre el suelo.

Cabe destacar que se ha solicitado a la Gobernación una inspección debido a la gravedad de los hechos y la municipalidad de Santa María estudia exigir el retiro del suelo contaminado y el retiro de la máquina en un breve plazo.

Roberto Mercado Aced

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.