División Andina de Codelco contribuye con proyecto de agua potable para sector de Riecillo

La iniciativa de reacondicionamiento contempló ubicar los sectores para la toma de agua desde los esteros Riecillo y Las Hualtatas, la habilitación de la red existente y el establecimiento de conexiones con medidores y arranques de agua hacia las casas de los vecinos.

Desde 2010, para la Organización de Naciones Unidas (ONU) el agua potable es un derecho humano universal. En ese contexto y bajo las políticas de Responsabilidad Social Empresarial y el programa Buen Vecino, División Andina y la comunidad de Riecillo hicieron una mesa de trabajo donde transparentaron sus necesidades más urgentes.

Una de ellas, era precisamente el funcionamiento de un sistema de agua potable, que habían intentado tener en oportunidades anteriores, con esfuerzos infructuosos. Esta vez, la comunidad se organizó y le presentaron un proyecto a División Andina, la que aportó recursos para su financiamiento a través de la mesa de trabajo del sector.

“Para nosotros es una oportunidad poder participar en un proyecto de esta naturaleza. Y, efectivamente, Andina no puede hacer caso omiso, ni ignorar requerimientos tan básicos e inmediatos como el agua potable, que es un derecho esencial de la gente. Si nosotros como vecinos de ellos podemos colaborar a paliar esa necesidad, para eso estamos”, expresó el gerente interino de Sustentabilidad y Asuntos Externos, Eduardo Astorga, en una reunión de entrega y corte simbólico de cinta que inauguraba el proyecto, el 2 de octubre en la sede comunitaria del sector.

Mejoras en abastecimiento del recurso

Dentro de las principales mejoras que contempló el proyecto de reacondicionamiento, destacan: ubicar los sectores para la toma de agua desde los esteros Riecillo y Las Hualtatas de manera de tener dos alternativas de abastecimiento, la habilitación de la red existente instalada en 1999 y el establecimiento de conexiones con medidores y arranques de agua hacia las casas designadas.

En el sector ya había una estación de bombeo hacia la copa del estanque para abastecer a la comunidad, con lo que restaba habilitar 28 casas que aún no contaban con medidor ni arranque de agua. En total, el proyecto beneficiará a más de 150 personas que habitan en Riecillo.

Según la presidenta de la junta de vecinos, Karina Díaz, “en un momento había una bomba para el agua potable, pero nunca funcionó. Gracias a la mesa de trabajo que realizamos con el Buen Vecino de Codelco, hicimos este proyecto realidad. Para nosotros Codelco es un pilar fundamental porque es la única organización que nos apoya”, admite.

Visión que ratifica también Margarita Reinoso, presidenta del comité de Agua Potable Rural (APR) del sector. “Esto es un tremendo avance para nosotros en la mejora de nuestra calidad de vida. Estamos agradecidos de División Andina por el tremendo apoyo en nuestros proyectos. Ahora tenemos agua potable en nuestras casas y los vecinos están muy satisfechos con la mesa de trabajo”.

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.

Comentar