Una más de nuestros SENADORES(AS).

Años de luchas, conversaciones, movilizaciones, compromisos mutuos entre “nuestros representantes políticos” y NUESTROS REPRESENTANTES DE VERDAD: amordepapá.cl.

PARA ESTO.

DE NUEVO “ACOMODARSE ELECTORALMENTE”, sin importar lo legítima, justa y necesaria de nuestra causa.

Lo único que se pedía era que “LAS CONDICIONES EN QUE LA JUSTICIA HA OTORGADO LA TUICIÓN (Cuidado Personal) DE LOS HIJOS HASTA HOY FUERA CAMBIADA Y, SE HICIERA CARGO DEL MOMENTO ACTUAL DE NUESTRA VIDA SOCIAL.

Todavía se sigue asumiendo -prejuiciosamente- que SIEMPRE Y A TODO EVENTO LA MADRE VA A CUIDAR “MEJOR” que el padre a los hijos(as) en común, ASIGNÁNDOLE SÓLO UN ROL “PROVEEDOR” AL PADRE.

Esta Ley, la cual, se suponía, IBA A CAMBIAR AHORA EN NUESTRO SENADO DE LA REPÚBLICA, tiene más de 100 años: ESE ERA OTRO CHILE, OTRO ORDEN SOCIAL Y FAMILIAR Y-SOBRE TODO- OTRAS MADRES Y OTROS PADRES…. Hoy, les aseguro ¡¡¡POR MI HIJO!!! QUE YA NO ES ASÍ.. SIEMPRE Y A TODO EVENTO.

Quiero preguntarles a nuestros representantes locales ante el Congreso Nacional, Lily Pérez eIgnacio Walker¿QUÉ LES PASÓ?.

Este Chile “2.0” ha avanzado, en los últimas 2 décadas, más que en los últimos 200 años en temas tales como: Igualdad de derechos de todos los hijos ante la Ley, no más diferenciación entre “legítimos e ilegítimos”; No a la discriminación por motivos religiosos, étnicos, sexuales ni de origen, o por tener capacidades distintas; Divorcio; Píldora del día después; Discriminación positiva hacia las mujeres en la política y el servicio público; Igualdad de ingresos entre hombres y mujeres por el mismo desempeño profesional-laboral; Apoyo al maltrato femenino; SERNAM; Tipificación del delito de “femicidio”; Etc., Etc., Etc., TODAS CUESTIONES EN QUE UNA GRAN MAYORÍA DE NOSOTROS ESTÁ DE ACUERDO y que vienen a ser las respuestas “obvias” para una sana, moderna y adecuada convivencia social en el Chile del siglo XXI.

Entonces, si TODO VA ENCAMINADO A LOGRAR “LA IGUALDAD”, SENADOR WALKER, SENADORA PÉREZ, ¿QUÉ LES PASÓ…?.

Estoy absolutamente seguro de que muchas mujeres (una mayoría) estará de acuerdo conmigo en que la vida en común es “EN LAS DURAS Y EN LAS MADURAS…”, es decir, queremos ser cada día “más iguales”, bien, 100% de acuerdo, PERO EN TODOS LOS ÁMBITOS…¿O NO?.

Espero, de verdad y, casi ingenuamente (a estas alturas), que esta “aberración legal” sea corregida en nuestro Senado… ¡¡¡NO RESISTE ANÁLISIS NI EXISTE ARGUMENTO -SERIO- ALGUNO QUE JUSTIFIQUE DEJAR QUE EN ESTE TEMA TAN IMPORTANTE Y TRASCENDENTAL PARA NOSOTROS LOS PADRES, LAS MADRES Y, ESPECIALMENTE NUESTROS HIJOS(AS) NO SE PRODUZCA NINGÚN CAMBIO CONCRETO EN LO JURÍDICO QUE SE ADECÚE A ESTA, NUESTRA NUEVA REALIDAD FAMILIAR!!!.

“Eminencias, Honorables”, está en juego, ni más ni menos que, LA FELICIDAD DE NUESTROS HIJOS(AS)… y, a través de ellos(as), la nuestra… SÓLO ESO!!!.

Ellos(as), los nuestros(as), se merecen vivir de manera similar a los de ustedes… O NO???.

Una ley discriminatoria

por Mauricio Tapia – 03/03/2013 – 04:00

 

En pleno siglo XXI, aunque sea llamativo, el derecho chileno establece que los padres no tienen iguales derechos en el cuidado de los hijos.

Excepción en el mundo que nos debe llenar de vergüenza, más aún si se considera que el proyecto de ley en trámite confirma y profundiza esa desigualdad y esos prejuicios. La consecuencia es evidente: la postergación de la participación del padre en la crianza de los hijos luego de la separación; la perpetuación del estereotipo de la mujer encargada de labores “domésticas”; y, sobre todo, niños en medio de una batalla donde lo último que se considera es su bienestar.

El lector puede preguntarse cómo toleramos esta injusticia. Muchos no la aceptamos y hemos luchado contra ella con nuestros modestos medios académicos en la discusión parlamentaria de estos proyectos, tal como lo hacen, con mucha más propiedad, varias organizaciones sociales promotoras de la igualdad y defensa del interés de los niños.

Más allá de los disfraces con que se ha querido presentar el proyecto de reforma, lo concreto es lo siguiente:

Por una parte, el proyecto de ley mantiene la atribución preferente de todos los hijos a la madre luego de la separación, regla inconstitucional que consagra una discriminación contra el padre, que olvida que el centro de atención es el bienestar del niño y que perpetúa una visión estereotipada de la mujer como cuidadora de los hijos y del padre como proveedor.

La única razón esgrimida es que se reduciría la “litigiosidad”, afirmación que no se funda en ningún estudio y que, en definitiva, esconde una enorme desconfianza -una vez más- en el Poder Judicial.

Por otra parte, este proyecto de ley que se pretende presentar como el reconocimiento de la custodia “compartida” de los hijos, en realidad es su negación. Si hay acuerdo entre los padres, el cuidado compartido tendrá exigencias legales que lo harán inviable y que obligarán al juez a rechazar cualquier alternancia en la residencia del menor. Si no hay acuerdo, aunque uno de los padres lo pida, el juez no podrá otorgarlo.

Juzgue el lector si esta es la forma de establecer leyes civiles en una república democrática y pluralista.

Esperanzado, los saluda y queda a sus ordenes:

 

Emilio Abud Abaid González.

RUT: 9.901.952-2

Nº Celular: 61213050

E-Mail: emilioabaid@gmail.com

“Un Papá… que quiere salvar a su Hijo… pero ustedes se lo impiden”.

Notas: DIARIO LA TERCERA Domingo 3 de marzo 2013.



— 

Comenta con Facebook

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz