Vecina de Calle Comercio lleva un año esperando que empresa que dañó su casa la repare

Aunque parezca increíble, una vecina de Calle Comercio lleva exactamente un año esperando que la empresa constructora Monte Sur le repare los daños dejados en su vivienda y en la de su vecino.

Recordemos que esta empresa ejecutó los trabajos de cambio de matrices en Calle Comercio, mandatados por Esval y en el frontis de la vivienda de la señora María Reyes excavaron la vereda y en un hecho insólito la empresa removió una parte importante de los cimientos de ambas casas, lo que provocó que las gruesas murallas comenzaran a asentarse, generando que al interior de las viviendas, el resto de las murallas se agrietaran y los pisos de ambas viviendas comenzaran a presentar daños.

La señora María ha golpeado varias puertas, incluso pidió ayuda al Consejo de Monumentos Nacionales, entidad que le indicó que ellos se enteraron de la situación cuando se hizo la denuncia, ya que nunca recibieron el proyecto de intervención que hizo la empresa contratista,  y hoy, después de un año la empresa Monte Sur le ha informado que no reparará su vivienda y que incluso han llegado a decirle que ella rehaga los adobes y busque los maestros para reparar su casa.

El Concejal Carlos Gallardo junto al presidente del Frente de Protección del Patrimonio, Educación, Cultura y Artes de Putaendo, Joaquín Gallardo, visitaron a la señora María para entregarle todo su respaldo ante lo que calificaron como una sinvergüenzura y una cobardía por parte de la empresa y Esval hacia los vecinos afectados, por lo que adelantaron que insistirán, golpeando todas las puertas que sean necesarias para que la empresa responda por los daños ocasionados en la vivienda.

Como dato no menor, el poste que se encuentra justo frente a la vivienda no tiene una base de concreto y solo está afirmado sobre la tierra, lo que demuestra la precariedad de los trabajos realizados por la empresa Monte Sur, que hoy prácticamente no asume su responsabilidad, y lo que es peor aún, ha ocasionado un daño patrimonial importante e incluso como si fuesen principiantes, taparon las bajadas de agua de la vivienda y lo más grave aún, tienen a dos familias con el temor y el peligro que ante un fuerte movimiento telúrico los muros de ambas viviendas puedan ceder definitivamente.

Vía PutaendoInforma.cl
Medio Asociado

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *