Juez Nelson Fernández deja en libertad a sujetos acusados de cometer violentos asaltos en Putaendo

En un hecho que ha causado bastante molestia, los delincuentes que cometieron dos violentos asaltos, incluido toma de rehenes en Piguchén, quedaron en libertad luego de comparecer ante el Tribunal Mixto de Putaendo.

Los dos menores de edad y un adulto comparecieron ante el Tribunal de Putaendo pasado el mediodía de este martes donde el juez (S) Nelson Fernández dio inicio a la audiencia de control de detención en la cual estuvo la fiscal Daniela Quevedo y el defensor público Nicolás Olivares.

La fiscal Quevedo hizo una detallada exposición de los hechos ocurridos en Piguchen y formalizó cargos por dos delitos de robo con intimidación en contra del adulto y los dos menores de edad en grado consumado y calidad de autor y los imputados se exponen a penas, en el caso del adulto, de 5 a 15 años de cárcel y en el caso de los menores de edad, a penas que podrían ser cumplidas en sistema cerrado.

Daniela Quevedo señaló que el sujeto mayor de edad que conducía el vehículo no tiene antecedentes penales, pero que uno de los menores de edad posee causas vigentes por ocasionar lesiones graves y menos graves y robo en lugar no habitado, además tiene una condena por robo con intimidación, mientras que el otro menor de edad posee un proceso pendiente y una orden vigente de detención emanada del Tribunal de Colina por robo en lugar habitado.

Con todos los antecedentes, la fiscal Quevedo en una brillante exposición logró demostrar al tribunal la gravedad de los hechos y la peligrosidad de los sujetos, por lo que solicitó la medida de prisión preventiva para el adulto y la internación de los dos menores de edad en un Centro de Menores.

Por su parte, el abogado defensor Nicolás Olivares, dijo que en el caso del conductor José Pozo Tapia, este nunca fue reconocido por las dos víctimas y que no existen antecedentes suficientes para acreditar su participación en los hechos que se investigan, además aseguró que su defendido no tiene antecedentes penales, posee intachable conducta anterior y arraigo social y mostró como prueba un contrato y una liquidación de sueldo como soldador calificado.

En cuanto a los dos menores de edad, Olivares señaló que hay contradicciones en las versiones de las víctimas y en el reconocimiento que estas realizaron en las actas de reconocimiento de Carabineros, las que consideró como inconsistentes, pues aseguró que las víctimas reconocen dos fotografías diferentes e incluso reconocen a un menor de aproximadamente 7 años de edad según la fotografía y no a sus representados, ante lo cual indicó que según los pocos antecedentes que existen en la carpeta investigativa, tanto las amenazas como los robos habrían sido cometidos por el menor de 12 años de edad y no por los dos jóvenes de 16 años, por lo que solicitó que no se diera a lugar las medidas solicitadas por la fiscalía y se decretara solo arresto domiciliario total. Junto con ello el defensor público aseguró que ninguna de las denunciantes anotó la patente del vehículo, por lo que no existe claridad respecto a ese tema.

La fiscal Daniela Quevedo se opuso a lo solicitado por el defensor público y puso como ejemplo que el conductor del vehículo fue detenido por Carabineros donde viajaban el resto de los imputados, estaban las especies robadas y eso es suficiente para acreditar su participación en los hechos, aunque reconoció que existe un error en la confección de las actas de Carabineros pero que los hechos están claros en cuanto a la participación de los imputados.

Después de una larga deliberación, el juez (S) Nelson Fernández determinó que en base a los antecedentes no existe claridad de la participación del conductor del vehículo en los hechos ya que no fue reconocido por las víctimas, nadie anotó la patente del vehículo ni las vestimentas del chofer y entre Piguchen y el sector donde fueron detenidos en la comuna de Rinconada, pueden haber ocurrido muchas situaciones que no están claras para el tribunal, por lo que desestimó la petición de la fiscalía y ordenó arresto domiciliario total para José Pozo Tapia.

En cuanto a los dos menores de edad, el juez dijo que las pruebas también son insuficientes, sumado a los errores en las actas de reconocimiento evaluadas por Carabineros donde las víctimas reconocen a un menor que no habría participado en los hechos y que al no estar claros estos antecedentes también denegó la petición de internación provisoria en un centro para menores, por lo que decretó el arresto domiciliario total, sin embargo, el menor de 16 años D.P.A, mantenía una orden de detención vigente del Tribunal de Colina, por lo que debido a esa orden quedó detenido para ser puesto a disposición de ese tribunal, fijándose un plazo de 60 días para la investigación de los hechos.

La fiscal Daniela Quevedo, visiblemente molesta, indicó que para la fiscalía existen antecedentes claros y concretos de la participación de los tres imputados en los hechos, pero lamentó los errores que cometió Carabineros de Putaendo en las actas de reconocimiento, lo que fue fundamental para que la defensa refutara los argumentos de la fiscalía.

Créditos: PutaendoInforma.cl
Medio Asociado

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.