Todo listo para juzgar a los últimos dos imputados por el caso “fraude Entel”

Dos de los cuatro querellados por el denominado caso “fraude de los trabajadores de Entel” fueron formalizados esta semana y se les propondrá un juicio abreviado tal como ya se les propuso a las otras dos trabajadoras María Morales Arancibia y Jocelyn Carvajal Cortés, que hoy día se encuentran cumpliendo remisión condicional por no tener delitos anteriores pendientes.

Se trata ahora de los ex trabajadores de Entel San Felipe, Mónica Fernández y Daniel Muñoz, los que son acusados de hurto y defraudación a la empresa y a algunos usuarios. Según explicó en la oportunidad el fiscal a cargo del caso, Eduardo Fajardo de la Cuba.

En términos simples, los querellados empleados de la empresa Entel en su sucursal San Felipe hurtaban teléfonos celulares y los cargaban a la cuenta de otros clientes, además de ingresar con sus claves en la empresa y así bajar equipos por reparación y habilitar otros que vendían a terceros de mala manera.

En total fueron estos cuatro imputados los que comparecieron para ser formalizados, pero en el caso de las dos primeras, María Morales Arancibia y Jocelyn Carvajal Cortés, el tema ya se zanjó con una salida abreviada, aceptando responsabilidades las imputadas y condenadas a 540 días de presidio menor en su grado mínimo, más una multa en Unidades Tributarias mensuales sin costas.

El Fiscal Fajardo señaló en la oportunidad que “las personas que están imputadas son ex ejecutivos de venta de la empresa Entel, quienes utilizaron sus perfiles ya que tenían acceso a determinadas claves de sistemas computacionales, habrían sustraído una importante cantidad de teléfonos celulares de alto valor específicamente de la empresa Entel, hablamos de Iphone y BlackBerry, los cuales generaban una orden de reparación falsa de un supuesto cliente, reparación que en definitiva nunca se efectuaba, de ningún equipo. Con la finalidad de justificar la salida de un equipo nuevo, el que vendían a terceros en circunstancias bastantes extrañas, imputaban el cargo por el valor de dicho equipo a otros clientes que no se dieran cuenta del cobro mensual adicional”.

Respecto de los delitos cometidos por los implicados en este caso, Fajardo explicó que “se les formalizó por hurto, particularmente de los equipos celulares de acuerdo a la mecánica que ya he explicado, falsificación de instrumento privado por estos contratos falsos respecto a gente que jamás se acercó a Entel a firmar contrato alguno, y falsificación de instrumento privado mercantil, ya que particularmente una imputada además tomó unos cheques que uno de los clientes dio en pago por un teléfono, ella no lo ingresó a las arcas de Entel y ella lo cobró por terceras personas dejándose el dinero, en definitiva desnaturalizando el motivo por el cual no entregó este cheque, por el pago de un equipo”, manifestó el Fiscal Fajardo.

No obstante las penas por este tipo de hurto y defraudación no superan los 540 días, más las multas por lo que “es de esperar que los imputados acepten su responsabilidad tal como lo hicieron las otras dos imputadas y puedan cumplir su condena con remisión de la misma”, lo que implica firma mensual en el Centro penitenciario de San Felipe.

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.