“Los 30 años del Liceo Mixto al servicio del Valle de Aconcagua”

Por Felipe Cuevas Mancilla

En el transcurso de sus 30 años el Liceo Particular Mixto, se ha transformado en la institución educacional más grande de la región de Valparaíso. Fundada en el año 1984, se albergó originalmente en la antigua casona ubicada en el sector de los Villares. En el Año 1991 comenzó con la enseñanza media técnico profesional, impartiendo inicialmente las carreras de Técnico Administrativo, Secretariado con mención en computación, Técnico en contabilidad con mención tributaria y Mecánica automotriz.

A partir del año 2001, progresivamente, y en base a las oportunidades y proyecciones futuras del valle de Aconcagua, se van incorporando otras especialidades como Electrónica, Telecomunicaciones, Laboratorio Químico, Refrigeración y Climatización, Explotación minera y Metalurgia extractiva, estas últimas dos carreras a partir del año 2011. Es necesario destacar que todas las carreras impartidas cuentan con laboratorios y equipamiento de última generación. Hoy por hoy, los establecimientos educacionales del Liceo Particular Mixto tienen una matrícula aproximada de 7.000 alumnos distribuidos en sus cinco unidades educativas: básica 1, básica 2, enseñanza media Los Andes, básica San Felipe y educación media San Felipe.

El esfuerzo y trabajo de los sostenedores, trabajadores, profesores y alumnos del  Liceo Particular Mixto lo transformaron en la institución educacional más grande de la región de Valparaíso, ofreciendo la más amplia gama de posibilidades de estudios para los jóvenes del valle de Aconcagua. Destacando, en los últimos años, por el incremento en los puntajes PSU, ocupando el tercer  lugar a nivel provincial (Los Andes) en el ranking  de colegios emitido por La Universidad de Chile (DEMRE).

No me es posible dar término a esta columna sin antes realizar una reflexión respecto del momento en el cual se celebran los 30 años del Liceo Particular Mixto.

Los últimos años en Chile han sido muy bullados, sobre todo en materia de educación. Es lógico, si vemos los indicadores que presentan algunos establecimientos y la formación que se les está dando a nuestros jóvenes. La pregunta del millón es si los cambios que se están impulsando desde el actual gobierno solucionarán los problemas que se vienen evidenciando y por sobre todo, la calidad de la educación. Yo creo que no. Es en el aula, donde se deben priorizar los esfuerzos y no donde apunta el conjunto de reformas que impulsa este gobierno, con una clara visión ideológica. Para mejorar la educación no es necesario terminar con la educación particular subvencionada, como tampoco lo es prohibir a los padres dar aportes para la educación de sus hijos. Si esto fuera una norma anterior, jamás el Liceo Particular Mixto podría haber realizado el tremendo aporte que ha realizado para las familias del valle de Aconcagua. Espero, por el bien de Chile, que los miles de padres que hoy confían el futuro de sus hijos en colegios particulares subvencionados, tal como lo es el Liceo Particular Mixto, no se queden sin la opción de poder elegir donde educar a sus hijos. Lo justo es que sean ellos quienes elijan el proyecto educativo para sus hijos y, por lo tanto, el deber del Estado para cuidar esa justicia, es promover el surgimiento de múltiples y plurales proyectos educativos, fiscalizando su funcionamiento y calidad, y no al revés.

 

Comenta con Facebook

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz