Solo Ricardo Covarrubias votó contra ordenanza del Plan Regulador que beneficiaría a alcalde Freire

Por 5 votos a 1 finalmente el Concejo Municipal de San Felipe aprobó la Ordenanza del nuevo Plan Regulador, que en la última etapa fue cuestionado por diversos sectores de la comunidad, en especial en el punto que permitirá la construcción de edificios de altura en el centro de San Felipe.

Los cuestionamientos vienen a raíz de que el actual Alcalde de la comuna, Patricio Freire Canto, posee justamente en el centro de la ciudad, un inusual número de inmuebles, lo que para muchos, significa que el alcalde se vería beneficiado con la posibilidad de construir en altura en terrenos que hoy solo pueden levantarse un par de pisos.

A través de las redes sociales circuló una imagen del listado de propiedades inscritas a su nombre en el Conservador de Bienes Raíces de San Felipe. Al aumentar los cuestionamientos, el Alcalde Freire se vio obligado a abstenerse de participar en la discusión del Plan, “para dar más transparencia al proceso”, según él mismo señaló en sesión de concejo.

Algunas de las propiedades del centro de la ciudad registradas a nombre de Patricio Freire Canto, y que dieron pie a los primeros cuestionamientos (Click para Ampliar)

A pesar de lo anterior, Freire intentó por todos los medios posibles, convencer a los sanfelipeños de que lo mejor era deshacerse de los “retablos”, como él mismo llamó, a la serie de propiedades que dentro del damero central se encuentran abandonadas y sin un uso productivo o de habitación.

Sobre este punto en algún momento el concejal Rodolfo Silva señaló que compartía la decisión del alcalde de abstenerse de votar “porque él tiene intereses de participación en algunas propiedades y se puede pensar que puede incidir con su votación en algunas decisiones.”

Durante el año 2011, y cuando Patricio Freire intentaba abrirse paso como candidato a la alcaldía, en reiteradas ocasiones comentó el interés de “algunos amigos” de levantar algunos edificios en la ciudad, inquietud que Freire habría recogido para tener en carpeta a la hora de modificar la normativa.

En Mayo de ese mismo año, reconoció conversaciones con empresarios locales y admitió las inquietudes de ellos mismos en la materia, según se registra en audios y videos de la época.

A comienzos de este año el Alcalde Freire explicó a través de los medios de prensa local que: “por eso tenemos que jugarnos por darle densidad de población al centro (…) Eso implica ir gradualmente creciendo en altura (…) pero en el interior no vamos a subir a más de ocho pisos de altura (…) que defina este nuevo Plan Regulador, porque queremos una ciudad de futuro y damero central al que tenemos que darle las características para que la gente también viva en el centro”.

Con lo anterior, y sin el Alcalde en la mesa de votación, los concejales, Rodolfo Silva, Juan Manuel Millanao, Basilio Muena, Jeannette Sotomayor y Dante Rodríguez votaron la ordenanza que le da el vamos al Plan Regulador que más acomodaba en las intenciones del Alcalde Freire, de poder construir en altura y en las densidades que la misma empresa consultora que trabajó en la propuesta, advirtió como dañina para la identidad de la ciudad.

El único que rechazó la propuesta fue el concejal Ricardo Covarrubias, que señaló sentirse “poco claro” como para tomar una decisión a favor de este Plan. “Creo que esto lo vamos a definir con la participación ciudadana, porque para decir verdad, quiero tener la certeza de que el instrumento debe servir por completo para la comunidad y no para quedar cazados para favorecer a las inmobiliarias”, señaló el concejal comunista.

Al ser consultado sobre la opinión de los otros concejales y el por qué lo votaron a favor, en circunstancias que previamente manifestaban sus reparos en cuanto a las intenciones de la propuesta presentada por la SECPLA, Covarrubias indicó que, “cada uno tiene su percepción con respecto a este tema sensible, y yo respondo por mí, y no me quedó muy claro las pretensiones del equipo técnico que nos llevó la propuesta y pienso que el tiempo nos dirá la verdad sobre varios aspectos sobre barrios industriales, zonas de interés arquitectónico, protección vial, densidad, cambios de uso de suelo y otros factores que son importantes para la armonía que se quiere dar a la comuna”, manifestó.

Finalmente manifestó el concejal que, “a mí me interesa que San Felipe tenga un plan regulador participativo por parte de los habitantes, porque serán ellos quienes pondrán sobre la mesa del concejo los temas que más le preocupan, son ellos quienes piden áreas verdes y dónde emplazarlas, los emplazamientos poblacionales, en fin con toda una integración que deben ir de la mano con el real desarrollo equitativo para todos los vecinos de nuestra ciudad donde se debe convocar a una consulta ciudadana con todas sus observaciones” concluyó Ricardo Covarrubias.

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *