A un año de la muerte de ciclista que inspiró la primera bicicleta Blanca en San Felipe no hay sanciones para conductores que causaron tres muertes

Doña María ibacache (65 años) salió como todos los días a clases de yoga a pocas cuadras de su casa.

Aunque las calles se tornaron cada vez más peligrosas, doña María se rehusaba a bajar de su bici. Así se había desplazado hace décadas por San Felipe, la ciudad que amaba.

La muerte le encontró de manera trágica, y el doloroso calvario de su familia que aún llora su partida se hizo conocido en toda la ciudad, pues dicha pérdida dio origen al movimiento de “Ciclistas Furiosos” en la zona. Tres días después de su muerte, un 5 de abril, instalaron la primera bicicleta Blanca en el lugar donde fue atropellada, y desde entonces esa esquina marca la partida a cada cicletada que la agrupación realiza.

Pero en el plano legal, la familia de la víctima solo ha comprobado una serie de desinterés en la carpeta que terminó por archivar la causa que se caratuló solo como “Cuasidelito de lesiones” y que en agosto pasado, como si fuese una burla macabra, la Fiscalía envió en una notificación de ese “archivo” a la fallecida María Ibacache, comunicándole que no era posible avanzar en la investigación toda vez que “no fue posible acreditar el delito ni dar con sus culpables”.

Familiares de la víctima explicaron a SoyAconcagua.cl que jamás fueron citados a declarar y que en el lugar del atropello solo declaró un testigo que además era amigo del sujeto que atropelló y dio muerte a la señora María.

“Este hombre andaba sin ningún documento al momento del accidente. La camioneta que manejaba no contaba con papeles de ningún tipo, sus patentes estaban atrasadas y por lo mismo no tenía Revisión Técnica ni seguros”, por lo que nadie se hizo responsable y la causa, entre el dolor y la desazón se archivó sin siquiera reformularse ni pedir peritajes de algún tipo.

María Ibacache falleció el 2 de Abril del año 2014, la imagen muestra a dos de los estudiantes de Medicina de la Universidad de Valparaíso que la socorrieron. Uno de ellos fue Javier Bastein González, joven desaparecido en diciembre pasado en el Río Rapel.

El dolor aumentado

Lorena González, hija de la víctima explicó entre la pena por el aniversario de la muerte de su madre y la cruel realidad judicial que, “ese tipo sigue manejando, hay un video que lo muestra manejando sin problemas. A mi mamá se le perdió un aro y una argolla en el hospital, ella fue ayudada por unos estudiantes de medicina de la U de Valparaíso y ellos siempre ofrecieron ayuda porque vieron el accidente, pero jamás los citaron ni nada. También hubo personas que ofrecieron declarar en el sitio del accidente y nadie los tomó en cuenta”.

Tras el accidente el seguro contra accidentes de tránsito no se activó, pues el vehículo no contaba con uno y el hospital donde la señora María entró por algunas horas a la UCI donde falleció esa misma noche terminó por cobrarle un gasto millonario a don Nelson González, el marido de la malograda mujer.

Finalmente la causa fue archivada sin responsables, y a pesar de concitar un enorme valor emotivo, la Fiscalía local no reparó en recoger los datos que son de dominio público.

Así el tema resulta frustrante para peatones, ciclistas y automovilistas que a diario pasan por el lugar donde este sábado se colocó una nueva bicicleta blanca en reemplazo de la que existía debido a tres choques consecutivos en el lugar y que, terminaron por dañarla.

Ni el Hospital San Camilo inició una investigación por los accesorios que bomberos asegura haber entregado a personal de emergencia de dicho recinto hospitalario y que éste jamás entregó a la familia, ni el Ministerio Público avanzó en una investigación necesaria para la tranquilidad de la comunidad de ciclistas que ha comprobado con estos casos, lo que las cifras a nivel nacional enseñan: es casi imposible encontrar casos de alguna pena para quien mata a un ciclista mientras va al volante.

En la reja perimetral del Aeródromo Victor Lafón existe la "Bicicleta Blanca" que recuerda el lugar donde falleció don Juan Ward
En el sector Encón, a pocos metros del "Puente Negro" en la ruta que une San Felipe y Putaendo, cuelga la bicicleta que usó don Miguel Briones, ciclista fallecido en diciembre pasado.

Queda aún el caso de las otras dos últimas víctimas fatales de atropello mientras transitaban en bicicleta. Don Juan Ward (bicicleta blanca en Av. Miraflores sector Aeródromo) cuya causa será revisada en los próximos días, y el de don Miguel Briones (fallecido antes de navidad tras ser atropellado en el sector Encón) causa en la que el Ministerio Público podría ofrecer una salida alternativa a la familia este 22 de abril cuando se entreviste el fiscal a cargo y los parientes del fallecido ciclista.

Comenta con Facebook

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.

Leave a Reply

2 Comments on "A un año de la muerte de ciclista que inspiró la primera bicicleta Blanca en San Felipe no hay sanciones para conductores que causaron tres muertes"

Notify of
avatar
Sort by:   newest | oldest | most voted
Julia Rodriguez
Guest

Una verguenza nuestra justicia. Hay que limitar la facultad de los fiscales de “archivar” causas que solo a ellos no les importan.
Cuando se habla de reformular el sistema judicial en Chile hay que partir por los fiscales que hacen lo que se les antoja (y mal).

Carlos
Guest

Que Vergüenza… un vehículo sin documentación hace presumir que el conductor no tiene ningún respeto por ninguna de las normas del transito.

Ese vehículo no estaba en condiciones de circular, no debería haber estado circulando y un conductor así de irresponsable debería estar preso.

wpDiscuz