Historia de un Contrato «Ideológicamente falso»

Juan Manuel Millanao cuando se presentaba como lider de la UDI en la zona. El impulsor de la fiscalización dejó de liderar dicho movimiento cuando ingresó a trabajar en el municipio. Muchos ven imposible que pueda fiscalizar a quien le da una remuneración mensual.

Juan Manuel Millanao Calvin, el concejal UDI que aseguró “dormir con un ojo abierto” para fiscalizar las actuaciones del Alcalde de San Felipe, Patricio Freire, está siendo investigado por un contrato que, dentro de una cuestionada legalidad, resulta «ideológicamente falso».

El cuestionado cargo que emplea al concejal sanfelipeño nació difícil de creer por varias razones. En primer lugar está el fondo político, donde el ex díscolo, y más antiguo concejal de la ciudad (casi 20 años en ejercicio) pertenece al ala más tradicional y conservadora de la derecha sanfelipeña, no obstante acuerda trabajar con el nuevo alcalde independiente (pero evidentemente cercano al PPD) después de haberle jurado “auditoría permanente”.

Al pasar los meses, Millanao baja el tono y poco a poco se acomoda a las iniciativas impulsadas por la nueva administración. Su contrato fue descubierto solo unas semanas más tarde y la situación fue abordada de manera casi jocosa por el comidillo político de la ciudad. Así llegó a la sesión de concejo del 26 de noviembre del año 2013 (N°054) donde intentó fundamentar o justificar su contratación como una “necesidad de fiscalización, ya que los concejales tenemos prohibido por ley fiscalizar”. Ese intento de aclaración terminó en llanto, pues el concejal acusó una especie de depresión que lo tuvo alejado de la vida pública “por muchas semanas” y se quejó de la especie de “interpelación” que le hicieron sus colegas denunciándole que su contrato era moralmente cuestionable y que en ese momento “perjudica al concejo en su conjunto y le quita transparencia.

Ese mismo día el concejal intentó aclarar su situación a la prensa cuando expresó que no era contradictorio convertirse en empleado del mismo sistema al que él debía fiscalizar.

“De ninguna manera (dijo el concejal) porque es completamente legal que uno pueda trabajar en un servicio externalizado del municipio. Cuando me dieron la oportunidad de entrar a trabajar a esta unidad, yo lo primero que pregunté fue si era un cargo de carácter directivo… no tratándose de un cargo directivo yo tengo plena facultad para poder asumir un cargo de esta naturaleza. Por lo tanto desde el punto de vista ético, qué más ético tener la posibilidad incluso de ingresar a los establecimientos y hacer estos requerimientos, cosa que los concejales no podemos hacer, porque la ley lo prohíbe”.

En su intervención pública siguió señalando que, “Da la posibilidad de entrar derechamente a fiscalizar las normas de calidad en la educación, que son una serie de normas que hay que cumplir desde el punto de vista estructural, desde el punto de vista académico, desde el punto de vista administrativo. Por lo tanto a mi me parece muy ético tener la posibilidad de entrar a fiscalizar si los establecimientos educacionales y ver si cumplen con las exigencias de la Superintendencia de la educación”.

Comienzan las sospechas

Una denuncia recibida por SoyAconcagua.cl daba cuenta de que el accionar del concejal Juan Manuel Millanao en el desempeño de sus funciones no cuadraba con la cantidad de tiempo que pasaba en el DAEM o en los colegios, y que la cantidad de actos públicos en las que participaba incluso representando al jefe de DAEM tenían precisamente un perfil administrativo y político, que es lo que sanciona el Artículo 75 de la Ley 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades.

SoyAconcagua.cl  tuvo acceso a los contratos que rigen la relación laboral del concejal en su calidad de funcionario. El Concejal Juan Manuel Millanao Calvin fue contratado como docente técnico en el Sistema de Educación Municipal de San Felipe en virtud del Decreto Alcaldicio N°10.686 del 02 de Diciembre del año 2013 que lo contrataba en calidad de “contrata” por 44 horas cronológicas semanales en el Liceo Roberto Humeres Oyaneder, no obstante que comenzó sus funciones en el referido sistema con fecha 14 de noviembre del año 2013 según consta en el Ord. N°975 de fecha 18 de noviembre del año 2013. Es decir, su contrato fue autorizado por el Alcalde Patricio Freire casi tres semanas después de que el funcionario iniciara sus labores para el DAEM.

A pesar de ser vinculado como docente, SoyAconcagua.cl pudo comprobar que el funcionario jamás ejerció dichas labores por las que fue contratado, y mediante el Decreto Tr N° 01418 del 7 de febrero del año 2014 fue destinado en “Comisión de Servicios”, lo que comenzaría el mismo 15 de noviembre del año 2013, es decir un día después de ser contratado. (Nuevamente hay incoherencia documental pues el citado decreto hace referencia futura a un hecho que comenzó justamente el año anterior), según consta en un informe emitido por el director (I) del DAEM a la época, Iván Silva Padilla.

Con fecha 11 de julio de 2014 el Alcalde Patricio Freire Canto emite el decreto TRN° 06961 con el que vuelve a contratar al mencionado funcionario a partir del 01 de marzo de ese año y hasta el 28 de febrero de 2015 con su inmediata “Comisión de Servicio”, describiéndolas como “Apoyo Técnico-Pedagógico SEP durante el año 2014”, siendo nuevamente asignado al establecimiento “Liceo Roberto Humeres Oyaneder. Misma función sigue ejerciendo hasta el día de hoy en el citado departamento educacional.

De hecho, si el concejal efectivamente era contratado para realizar clases en aula, salvaba la prohibición que le impone el Art. 75 de la Ley Orgánica de Municipalidades. No obstante lo anterior, SoyAconcagua.cl tuvo acceso exclusivo al Ordinario N°975 de fecha 18 de noviembre del año 2013 enviado por el Director de la DAEM San Felipe a los funcionarios del sistema de educación Municipal y Directores de establecimientos educacionales de San Felipe en el que señala expresamente en su párrafo segundo y tercero que: “El Sr. Millanao Calvin desempeñará labores de Control y fiscalización interna en los establecimientos educacionales del sistema municipal de San Felipe, relacionado a las funciones de fiscalización desempeñadas por la Superintendencia de Educación, teniendo tales labores un carácter preventivo a objeto de evitar que los establecimientos incurran en infracciones a la normativa educacional con las sanciones consiguientes. Además de lo anterior, el señor Millanao tendrá la función de elaborar y actualizar los inventarios de los diferentes establecimientos educacionales”.

Respecto a este punto es dable destacar que el Artículo 75 de la Ley 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades textualmente señala que se “prohíbe todo empleo, función o comisión que se desempeñe en la misma municipalidad y en las Corporaciones o fundaciones que ella participe”. La citada norma realiza una excepción de los cargos profesionales no directivos, cuál sería el caso denunciado siempre y cuando se encontrara realmente cumpliendo las funciones por las que fue contratado, es decir: “Ejercer la docencia” por lo que se le otorga incluso una “Asignación de Incentivo profesional, establecida en el Artículo 47 del D.F.L. N°1 de 1996  por una suma de $250.000 pesos adicionales a su sueldo y de manera permanente ($1.321.358 bono incluido). No obstante, y tal como se señaló, existe el reconocimiento expreso en uno de los documentos emanados del DAEM, de que Millanao Calvin incluso ha debido reemplazar al propio Director de la DAEM municipal en diversas ceremonias públicas.

Contraloría y Superintendencia de Educación investigan los hechos

Los antecedentes que obran en manos de la Contraloría Regional de Valparaíso y de la propia Superintendencia de Educación (organismo sobre el que Millanao debía advertir al municipio por sospechas de incumplimiento) reúnen antecedentes de una situación aún más delicada y que hace referencia a sospechas de adulteración en un cuaderno de asistencia que se destinó especialmente para que el funcionario–concejal estampara su firma en el respectivo control de asistencias. Nuestro medio tuvo acceso a una declaración de testigos que indican que “el señor Millanao  prácticamente no se ve por el DAEM, y en ocasiones solo viene, firma varios días y se va”.

SoyAconcagua.cl accedió a las planillas de firmas donde el concejal Millanao debe estampar su rúbrica y envió una copia para que fuera analizada por peritos caligráficos de INV. GRAFOTECNICA S.A.I.C. en Lima, Perú a comienzos de abril pasado. Tras el análisis, los peritos reportaron a nuestro medio que los textos “han sido manuscritos por la misma persona que realizó los textos y firma indubitados”. Y que en lo referido a transcurso secuencial de firmas “estas firmas han sido manuscritos por la misma persona y en un mismo impulso manuscrito indubitados”, lo que implica que fueron realizados un mismo día, y en un mismo momento del día.

Así las cosas corresponde disipar la duda de si ese registro de asistencias tenía algún tipo de control superior y si fueron llevados desde el inicio de la relación laboral en el año 2013 o no. “Entiendo que ese libro se comenzó a firmar cuando otros concejales pidieron un informe por el trabajo del señor Millanao” dice una fuente ligada al municipio y que pidió reserva de su identidad por temor a represalias o desmedro laboral. Sin embargo, esa misma fuente ya ha prestado colaboración a la Contraloría regional cuando hizo una inspección por el tema hace unas semanas.

El llenado de firmas fue tan burdamente dispuesto que el concejal no reparó en un hecho esencial a la hora de “apurar las firmas por control”: los días martes asiste a concejo y por tanto esa anotación debió quedar registrada secuencialmente, cosa que no pasó, por lo que figura en varias semanas como iniciando sus funciones a las 08:00 de la mañana y firmando su salida a las 18:00 horas en circunstancias que en ese período se encontraba en sesión de concejo sin ausentarse de él, tal como quedó establecido en las actas de los días 2, 9 y 16 de diciembre de 2014, y las del 6 de enero de 2015 entre muchas otras.

Así consta en la carpeta investigativa de la Contraloría y en las carpetas de inspección de la Superintendencia de Educación. Mismos antecedentes estarían siendo revisados por la Unidad Regional Anticorrupción (URAC) de la Fiscalía Regional de Valparaíso.

Por último señalar que, entrevistados al menos 8 directores de establecimientos de administración municipal de la comuna de San Felipe, todos señalan que el señor Millanao Calvin jamás se ha presentado a inspeccionar o hacer el chequeo preventivo por el que fue enviado en la “Comisión de Servicio”.

Así es como se le ha solicitado a la URAC “investigar la existencia de uno o más supuestos  ilícitos,  una o más faltas administrativas y/o las irregularidades en las que se hubiese incurrido en este proceso (…) Así mismo establecer si el señor Millanao Calvin realizó o no las funciones encomendadas en su contrato o Comisión de servicio. Y determinar si el proceder y la asignación encomendada so pago de remuneraciones cruza un conflicto de posición e interés al votar simultáneamente resoluciones en su ejercicio como concejal de la comuna en lo que dice relación a asignación presupuestaria y otras materias del ámbito educacional para el que él mismo trabaja”.

En las indagaciones hechas por SoyAconcagua.cl se pudo establecer que no existe registro de consulta alguna desde la municipalidad de San Felipe a la Contraloría General de la República en torno al tipo de contrato que se extendería a Millanao, tal como aseguró el Alcalde Patricio Freire en acta del concejo municipal.

Del mismo modo se pudo confirmar que además de todo lo anterior, en su calidad de concejal se le otorgó permisos por varios días completos para asistir a «Capacitación» fuera de la ciudad, recibiendo su sueldo en paralelo a los viáticos asignados en calidad de concejal.

Y por último, durante el período en que el concejal Millanao se encuentra realizando funciones para el DAEM, votó en contra una petición de auditoría al DAEM de San Felipe y aprobó el 100% de las propuestas o presentaciones hechas por el alcalde Patricio Freire ante el concejo.

*Esta investigación corresponde a una serie de artículos que SoyAconcagua.cl comenzará a publicar semanalmente en el ejercicio de una serie documental investigativa relativa al uso de dineros fiscales en las provincias de San Felipe y Los Andes. Si usted posee mayores antecedentes relativo a este tema publicado u otros que involucren a funcionarios públicos o dineros fiscales, puede hacerlos llegar con las debidas garantías de reserva al correo contacto@valledelaconcagua.com

 

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.