Vecinos de San Esteban denuncian estafa millonaria de empresa constructora

VECINOS SAN ESTEBAN ESTAFADOSTreinta familias de San Esteban vieron frustrados sus sueños de la casa propia al ser estafados por empresa constructora que desapareció con $ 110.000.000 en efectivo que los socios de un comité habían reunido con préstamos personales para financiar las obras de urbanización, quedando endeudados hasta el año 2017.

CONSTITUCIÓN Y COMPRA DE TERRENO

Se trata del comité habitacional Villa Los Viñedos de San Esteban compuesto por 30 personas que se organizaron el año 2006 para luchar por la casa propia.

Con mucho esfuerzo reunieron la suma de 30 millones de pesos para comprar una hectárea de terreno en el sector de Paidahuén destinado a sus futuras casas. Luego en mayo de 2012 se adjudicaron el subsidio habitacional del tipo Clase Media Emergente, y en noviembre de 2013 por recomendaciones del Serviu suscribieron un contrato con la empresa Constructora Bravo con domicilio comercial en la ciudad de Chillán, de propiedad de José Luis Bravo, para que les construyeran las 30 viviendas que debían estar listas y entregadas este año.

ESTAFA CON LA URBANIZACIÓN

El año pasado los ejecutivos de la empresa le pidieron a la directiva del comité dinero para realizar las obras de urbanización, tales como agua potable, alcantarillado y electricidad que no estaban cubiertas por el subsidio habitacional, por lo cual cada socio debió aportar $ 3.700.000 obtenidos mediante préstamos en instituciones financieras, “encalillándose” hasta el año 2017.

De esta manera los dirigentes transfirieron a la empresa la suma de 110 millones de pesos para financiar estos trabajos.

La constructora Bravo  contrató los servicios de una empresa contratista de Esval para realizar las obras de alcantarillado y agua potable, y cuando se realizaron las primeras excavaciones los ejecutivos de la constructora abandonaron las obras y se fueron de la provincia con el dinero.

PAGANDO PRÉSTAMO Y ARRIENDO

Los afectados se encuentran desesperados por esta millonaria estafa y engaño que los está privando de tener casa propia. Por un lado continúan pagando hasta el 2017 el préstamo que debieron solicitar para la urbanización, pero además todos están pagando arriendo.

SUBSIDIOS CADUCARÁN

La desesperación aumenta a medida que pasan los días, porque el próximo mes de noviembre caducarán por tercera vez los subsidios otorgados por el Estado para la obtención de sus viviendas, y creen poco probable que el Minvu vuelva a prorrogar la vigencia de estos certificados a la espera que puedan recuperar el dinero por medio de una demanda judicial, o con la secreta esperanza de obtener el financiamiento de la urbanización por intermedio de una gestión municipal ante un organismo gubernamental.

Insisten que el Serviu tiene responsabilidad al haber recomendado a esta empresa, por lo cual mantienen la esperanza que prorroguen la vigencia de los subsidios que caducan el próximo mes.

DEMANDA JUDICIAL

El comité, actualmente presidido por Gemita Vásquez Pizarro, señaló que presentaron el miércoles 7 de este mes una demanda criminal en el Juzgado de Garantía de Los Andes por estafa en contra del representante y dueño de la empresa José Luis Bravo, radicado en la ciudad de Chillán.

“Nosotros le dimos la suma de 110 millones de pesos para urbanizar el terreno, y en estos momentos lo único que hay son algunas excavaciones y tuberías que instaló un contratista de Esval al que tampoco le pagaron, por lo cual dejó abandonados los trabajos, se fue del terreno”.

RECOMENDADA

Cuando el comité comenzó a buscar una empresa para que les construyera sus viviendas el Serviu les dijo que esta empresa era viable económicamente y no tenían problemas en su hoja de vida e historial como constructora, razón por la cual confiadamente suscribieron el respectivo contrato para que les edificara casas individuales y de un piso, que debieron ser entregadas este año 2015 a sus asignatarios.

El Serviu se lava las manos y se margina de toda responsabilidad, aduciendo que “es un contrato entre privados, no han tocado las platas del subsidio”, aunque la empresa figura en el listado de empresa habilitadas del Ministerio de la Vivienda. “Nosotros no los fuimos a buscar a Chillán. Ellos (Serviu) los presentaron”.

ABANDONO DE OBRAS

En el transcurso de este tiempo dicha empresa hizo dos abandonos de obras, razón por la cual los socios recurrieron a actas notariales para dejar registradas estar irregularidades, hasta que finalmente desaparecieron con el dinero de la urbanización.

En el intertanto hubo cambio de directorio del comité asumiendo la actual presidenta Gemita Vásquez los que iniciaron las indagaciones y acciones judiciales en contra del empresario José Luis Bravo.

ASESORÍA MUNICIPAL

La municipalidad de San Esteban está asesorando a estos vecinos para postular a un proyecto Subdere por 100 millones de pesos “para urbanizar, y con sus profesionales nos prometieron ayudar para agilizar el tema de la urbanización, porque más dinero no tenemos,  porque fuimos estafados”.

CONTRA TODOS LOS RESPONSABLES

La demanda presentada este mes por el comité es contra todos los que resulten responsables por el delito de estafa, puntualmente la empresa constructora.

En este largo camino una segunda constructora también los estafó en otros 5 millones de pesos, lo que tiene desencantados y decepcionados a los socios.

NUEVAS CONSTRUCTORAS

En los últimos días aparecieron algunas constructoras interesadas en construir las viviendas de este comité “pero el problema es que hay que hacer el proyecto y urbanizar, y esa plata no la tenemos, nos estafaron, por eso confiamos en las gestiones de la municipalidad ante la Subdere”, dijo.

AUDITORÍA

El dinero defraudado fue entregado por la anterior directiva, y existe una diferencia entre los que dicen los antiguos dirigentes y los actuales.

“El ex presidente dijo en reunión que él había entregado 82 millones de pesos, pero nosotros como nuevo directorio junto al abogado y un contador sacamos cuentas y son 110 millones. Porque las cuentas no cuadran pedimos hace dos meses una auditoría externa con el apoyo de la municipalidad de San Esteban, cuyo resultado aún no conocemos”, dijeron Gemita Vásquez y una de las socias fundadoras, Rosa Arancibia.

El proyecto contempla la edificación de 30 viviendas de 530 unidades de fomento, y los socios no pierden la esperanza de concretar el sueño de la casa propia, para eso confían en la justicia.

OTRAS TRES ESTAFAS

La empresa Bravo enfrentará nuevas demandas en la zona por haber estafado de la misma manera a otros 3 comités habitacionales de la comuna de Santa María, cuya cuantía está por determinarse, aunque a uno de ellos los defraudó por 260 millones de pesos, señaló la socia Rosa Arancibia.

(ElAndino.cl)

 

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *