“Funcionarios Invisibles”

trabajador sector público a honorariosInvestigación de
Patricia Boffa Casas

En estos ultimos años se observa cómo han proliferado y ganado espacio en la sociedad chilena los movimientos sociales y que al mismo tiempo son fuertemente avalados por los medios de comunicación tanto diarios, televisión, radios y principalmente por los mismos ciudadanos a través de las redes sociales, ya que estos ultimos han visto una representación más valida de sus problemas, necesidades y proyectos de futuro a los movimientos sociales.

Por otro lado hay situaciones que afectan a otros grupos de personas, LOS FUNCIONARIOS INVISIBLES, y que no son grupos importantes o atractivos para los movimientos sociales y menos para los medios de comunicación, ya que solo son vistos como asociatividades que representan intereses personales, de funcionarios que trabajan para el Estado, y que están muy lejos de representar los intereses que las bases sociales de estos movimientos que buscan a través de acciones ser en primer lugar beneficiosos para ellos y en la mayoría de los caso satisfacer sus intereses ideológicos.

Mucho de estos movimientos sociales, producto del cambio que ha sufrido la humanidad perdieron sus banderas de lucha y hoy han encontrado otras vetas para saciar su disconformidad con la sociedad actual. Antes fue la lucha de clases, la economía centralizada y la concepción ideológica del comunismo muy atractiva, hoy para la sociedad actual ya no lo son, y estos movimientos han encontrado otras maneras de actuar, resaltando principalmente su disconformidad con la sociedad actual.

Frente al planteamiento social que he expresado anteriormente aparece este grupo social que lo he llamado los FUNCIONARIOS INVISIBLES, que son funcionarios que trabajan a HONORARIOS, y que desde la perspectiva administrativa son considerados empleados que cumplen horarios, metas, evaluaciones etc. pero son INVISIBLES por no tener los otros derechos que los funcionarios de planta tienen, su discriminación a nadie le interesa y más aun los problemas reales que los afectan en el día a día a los trabajadores no son de interés para estos movimientos sociales que se han tomado la opinión pública y son los verdaderos sensores de que es lo que le debe interesar a la sociedad chilena. En concreto los FUNCIONARIOS INVISIBLES, no son de interés para los movimientos sociales y para la mayoría del país es un problema particular, aún sabiendo que son parte del engranaje de la estructura administrativa y de gestión del Estado .

Por otro lado quien también coloca los temas en la Agenda Pública es el Gobierno y en este aspecto también se ve que no está en su interés tratar el tema de los FUNCIONARIOS INVISIBLES (honorarios) ya que no le generan efectos políticos positivos y lo observan como una de la temática lejana a los interés del gobierno, situación que se asimila a los movimientos sociales.patricia boffa casas

Esta es la situación contractual de miles de trabajadores que son parte de la gestión del estado y de los municipios y que no han podido resolver su situación contractual a ¨HONORARIO”, transformándose en ¨FUNCIONARIOS INVISIBLES¨ que no tienen los mismos derechos laborales que los funcionarios de PLANTA o TITULARES que están regulados por estatutos, con derechos a vacaciones, beneficios económicos y sobre todo a una carrera funcionaria que le permite ir obteniendo bienios y beneficios especiales.

La situación real que afecta a estos FUNCIONARIOS INVISIBLES los conduce a una inestabilidad laboral que los Gobiernos buscan desterrar, solo como buenas intenciones, pero en la práctica todo se mantiene igual o peor. Sus contratos son precarios y en cualquier momento pueden ser terminadas sus relaciones contractuales, generando una enorme presión laboral, carga psicológica y emocional, y una dependencia del gobierno o de la administración municipal de turno.

Por otro lado he podido recoger la información que el Estado de Chile contempla la mayor cantidad de funcionarios a honorarios, situación por decirlo menos indignante y vergonzosa ya que es el Estado quien debe ser el primer órgano protector de los chilenos y chilenas y es así como se declara en el Capítulo III: De Los Derechos Y Deberes Constitucionales de nuestra Constitución artículo 19 inciso 16º.- “La libertad de trabajo y su protección. Toda persona tiene derecho a la libre contratación y a la libre elección del trabajo con una justa retribución.
Se prohíbe cualquiera discriminación que no se base en la capacidad o idoneidad personal, sin perjuicio de que la ley pueda exigir la nacionalidad chilena o límites de edad para determinados casos.
Ninguna clase de trabajo puede ser prohibida, salvo que se oponga a la moral, a la seguridad o a la salubridad pública, o que lo exija el interés nacional y una ley lo declare así. Ninguna ley o disposición de autoridad pública podrá exigir la afiliación a organización o entidad alguna como requisito para desarrollar una determinada actividad o trabajo, ni la desafiliación para mantenerse en éstos. La ley determinará las profesiones que requieren grado o título universitario y las condiciones que deben cumplirse para ejercerlas. Los colegios profesionales constituidos en conformidad a la ley y que digan relación con tales profesiones, estarán facultados para conocer de las reclamaciones que se interpongan sobre la conducta ética de sus miembros. Contra sus resoluciones podrá apelarse ante la Corte de Apelaciones respectiva. Los profesionales no asociados serán juzgados por los tribunales especiales establecidos en la ley.
La negociación colectiva con la empresa en que laboren es un derecho de los trabajadores, salvo los casos en que la ley expresamente no permita negociar. La ley establecerá las modalidades de la negociación colectiva y los procedimientos adecuados para lograr en ella una solución justa y pacífica. La ley señalará los casos en que la negociación colectiva deba someterse a arbitraje obligatorio, el que corresponderá a tribunales especiales de expertos cuya organización y atribuciones se establecerán en ella.
No podrán declararse en huelga los funcionarios del Estado ni de las municipalidades. Tampoco podrán hacerlo las personas que trabajen en corporaciones o empresas, cualquiera que sea su naturaleza, finalidad o función, que atiendan servicios de utilidad pública o cuya paralización cause grave daño a la salud, a la economía del país, al abastecimiento de la población o a la seguridad nacional. La ley establecerá los procedimientos para determinar las corporaciones o empresas cuyos trabajadores estarán sometidos a la prohibición que establece este inciso” (Constitución Política de Chile,
http://www.senado.cl/)

Al analizar el Capitulo de la constitución uno se pregunta ¿dónde está el trato digno, con seguros de cesantía, con salud, con derecho a licencias médicas y vacaciones, con derechos a tener hijos(as) sin el temor a ser despedidos, etc.?

Lo anterior me lleva entonces a exigir que los derechos de los FUNCIONARIOS INVISIBLES sean respetados e inviolables para todos(as), independientemente de su contrato, ahí y solo ahí, podríamos empezar a usar el término de igualdad y equidad laboral, conceptos que hoy en día son tan usados y que se sienten tan lejanos para estos “Funcionarios Invisibles”.

Cada vez que hay cambios de administración son miles de hombres y mujeres que tienen inestabilidad laboral, funcionarios que no son evaluados(as) por sus competencias técnicas, sino más bien por la necesidad de responder a algún “favor político”, violando de esta forma, no solo nuestra Constitución Política y el Estatuto Administrativo (Ley N°18,834) que rige a dichos funcionarios públicos, sino a algo más profundo que es la dignidad de las personas, situación que nos está conduciendo a la conformación de una sociedad cada vez más inequitativa y desigual, situación que no cambiará aunque se impulsen Reformas Educativas, Tributarias y Laborales, ya que el problema de los FUNCIONARIOS INVISIBLES no están en el interés del gobierno.

En el ámbito que atañe a los funcionarios invisibles que trabajan en el sector municipal se pueden proponer soluciones como abrir las plantas municipales para que los alcaldes puedan contratar más gente, ya que las plantas municipales que existen en la actualidad son del año 1994, a través de concursos públicos, pero nadie puede asegurar que estos funcionarios invisibles puedan ganar esos concursos, si no que en muchos casos también arriesgan perder su situación laboral, es una amenaza que en muchos ocasiones los hace ver que la mantención de su situación precaria laboral es mejor que perder su fuente de trabajo.

Pese al compromiso de los últimos dos gobiernos de reducir la masa de funcionarios a honorarios, el Ejecutivo ha tomado una dirección contraria: datos oficiales revelan que en los últimos nueve años la dotación de personal a honorarios se triplicó, pasando de 11.694 funcionarios en año 2004, a 30.858 al primer trimestre del presente año. En términos globales, este grupo representa el 12% de la dotación del sector público (ver infografía). El resto se distribuye en un 34% de empleados de planta; un 52% de personas bajo la modalidad de contrata y el restante 2% contratado bajo el Código del Trabajo. (Fuente La Tercera)

Después de ver esta infografía y ver como aumentan la cantidad de funcionarios a honorarios durante los años de elecciones surgen muchas interrogantes; ¿Son realmente necesarios estos puestos de trabajo? ¿Estos funcionarios que se contratan son para utilizarlos en pagar favores políticos y así poder desplegarlos a terreno?

Informes adquiridos en la página de internet de la DIPRES nos da cuenta de la cantidad de funcionarios que tiene el gobierno central, a continuación se da el detalle:

DOTACION GOBIERNO CENTRAL

Administración central 197.628
Contraloría General de la República    1.891
Poder Judicial 10.528
Congreso Nacional        961
Ministerio Público    37.747
Total Gobierno central 214.755

Estadísticas Recursos Humanos, Dipres 2012

REFLEXION FINAL

Los FUNCIONARIOS INVISIBLES, son una realidad que afecta a miles de funcionarios del Estado y Municipios en Chile, y hoy están dada las condiciones y oportunidades para generar conciencia en el Gobierno y en la Sociedad Chilena que deben tener los mismos derechos de lo otros trabajadores que son partes de la gestión del Estado.

Estoy por un país en donde la EQUIDAD Y JUSTICIA LABORAL lleguen a los FUNCIONARIOS INVISIBLES.

Comenta con Facebook

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz