Las 8 sugerencias de Mario Waissbluth para mejorar la Reforma a la Educación Superior chilena

Mario Waissbluth exponiendo en inicio año academico uplaEx director de Educación 2020, hizo una profunda crítica al sistema educativo en su exposición durante la ceremonia de Inauguración del Año Académico de la UPLA

“La educación chilena en los contextos del desarrollo nacional”, era el título de la clase magistral que ofrecería el Dr. Mario Waissbluth, ex director de Educación 2020,  en la ceremonia de inauguración del Año Académico de la Universidad de Playa Ancha. Sin embargo, en su habitual estilo,  el académico no sólo compartió su apreciación sobre la educación en el país, sino que también manifestó su total desacuerdo con la reforma que se encuentra en marcha.

Waissbluth sostuvo que los problemas de Chile en esta materia no son muy distintos a los de América  Latina, aunque sí menos graves. Los test estandarizados, por ejemplo,  no son una muestra de calidad educativa ya que “no dan cuenta de los valores del estudiante, estilos de trabajo, creatividad o su capacidad de expresión verbal. Es decir, no miden una gran cantidad de elementos que la UNESCO ha definido como imprescindibles para definir la calidad en la educación. Sí son un buen test de enfermedad educativa”.

En este sentido,  afirmó que “el caso de Chile es un caso OBSCENO”  por conducir a lo que el académico denominó “simceficación  a niveles paranoicos, teniendo como resultados el  embrutecimiento de los estudiantes y de los profesores”.

“Perdón por la insolencia… muchas gracias”

Al momento de referirse a la reforma de la educación superior chilena, manifestó que “no comparto la forma en que la Presidenta de la República ha estado conduciendo y dirigiendo la reforma de la educación superior. Es más,  estoy en completo desacuerdo.  Me tocó convivir con ocho ministros durante mi estadía en la fundación 2020 y garantizo que no son ellos los que hacen las reformas;  la reforma educativa o de salud o de pensiones de Chile se deciden en La Moneda y en Hacienda”. Agregó también que “no estoy de acuerdo con la gratuidad, en la urgencia que se la ha dado, aclaro que no estoy en contra del concepto de gratuidad, pues creo en los derechos sociales”. En su opinión, la gratuidad sólo será posible desde la sala cuna al doctorado cuando  “estemos al nivel de Alemania o Noruega  que  gastan un 40% del producto interno bruto en impuestos”.

En este sentido,  continuó diciendo que lo anterior no es indiferente,  considerando que el  sistema de educación superior chilena  es un caos, fruto de un “libertinaje de mercado de casi 30 años” que debe ser ordenado con una nueva ley de acreditación,  que “permita en primera instancia ordenarnos y no seguir dando vueltas en banda y peleándonos por recursos que no están disponibles”.

El Dr. Waissbluth también quiso hacer notar que no todo es crítica y planteó sus ocho “sugerencias” para mejorar la reforma a la educación superior en Chile. Primero: “desacoplar” el proyecto de reforma y pensar primero en una nueva ley de acreditación, que garantice los recursos suficientes que permitan trabajar, ordenar y revisar el sistema de educación en el país.

Segundo: sincerar las expectativas de gratuidad, pues no se cuenta con los fondos que al principio se calcularon, pensando en un crecimiento del 4% anual. Tercero: El proceso de acreditación de carreras, cualesquiera que estas sean, debe garantizar que al cabo de dos años sus estudiantes tendrán las habilidades básicas en comprensión lectora  y matemáticas.

Cuarto: favorecer de inmediato con gratuidad a los institutos profesionales y centros de formación técnica. Quinto: cambiar el gobierno corporativo de las universidades estatales y la burocracia que las estrangula, a fin de que sean verdaderamente autónomas.  Sexto: redefinición del Consejo de Rectores de las Universidades de Chile, CRUCH.

Séptimo: creación de un modelo razonable de financiamiento que combine crédito y becas, para quienes no obtuvieran la gratuidad.

Octavo y último: Intervenir masivamente en el gran Plan Nacional de Formación Docente de Chile, para que abarque a los profesores y a los educadores preescolares, fomentando, especialmente el intercambio académico con docentes extranjeros.

Al cierre de su exposición Mario Waissbluth, no quiso despedirse de esta actividad sin entregar una reflexión final, pensada como un académico más, quien hoy en día se encuentra retirado y sin ningún cargo institucional: ”Lamentablemente, todo se sacrifica en el altar de la gratuidad para los estudiantes, porque si no se hace así, reclamarán. Perdón por la insolencia… muchas gracias”.

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.