Contraloría formuló cargos contra Directora del Servicio de Salud Aconcagua por pagos indebidos a trabajadores de Pixels

Un Sumario Administrativo instruído por la Contraloría General de la República resolvió iniciar un juicio de cuentas en contra de la Dra. Vilma Olave Garrido, actual Directora del Servicio de Salud Aconcagua, por haber realizado pagos de manera indebida a la empresa Pixels S.p.A. tras la fallida remodelación del Hospital Psiquiátrico de Putaendo.

La resolución fue adoptada por el organismo Contralor este martes 31 de mayo, tras haberse revisado de manera detallada el sumario que se instruyó el año 2015, y que buscaba responsabilidades administrativas respecto de la forma en que se pagaron millonarias sumas a una empresa que no estaba realizando los trabajos que por contrato se les había encomendado.

En la formulación de cargos contra la funcionaria, se estableció que esta “no adoptó las medidas necesarias para que los pagos efectuados a los trabajadores de la empresa ‘Mantenimiento de Infraestructura Pixels S.p.A.’, se realizaran conforme a la normativa existente, contraviniendo lo dispuesto en las normas legales que rigen la materia al proceder, sin previa resolución judicial, al desembolso como deudor solidario de las prestaciones laborales a los empleados de la mencionada empresa”.

El documento firmado por la Fiscal del expediente, Paula Espinosa García, señala que la directora del servicio incurrió en una conducta viciada al “autorizar los pagos correspondientes a un anticipo de remuneraciones del mes de marzo de 2015, equivalente a $ 21.960.000; diferencias de remuneraciones ascendentes a los montos de $ 8.813.696 y $ 63.065.186, correspondientes a los meses de febrero y marzo de la citada anualidad, respectivamente; cotizaciones previsionales atrasadas hasta el mes de marzo del año 2015, por un monto de $ 103.837.975 y finiquitos suscritos entre el Servicio de Salud Aconcagua y la empresa ‘Mantenimiento de Infraestructura Pixels S.p.A’, equivalentes a $190.038.983”.

Esta situación habría sido aceptada por la propia profesional cuando se le tomó declaración para esta causa, por lo que el acto se encuantra admitido en primera instancia.

Por otra parte, la formulación de cargo contra Olave señala que ella firmó “las resoluciones exentas N°s208, de 20 de abril y 1.505, de 19 de mayo, ambas de 2015, que, respectivamente, autorizan el pago de las diferencias de remuneraciones ascendentes a los montos de $ 8.813.696 y $ 63.065.186 y autorizar otros pagos para cancelar cotizaciones hasta los meses de febrero y marzo de 2015 por un monto de $ 103.837.975 y de los finiquitos suscritos entre el Servicio de Salud Aconcagua y la empresa señalada, equivalentes a $ 190.038.983″.

La doctora Olave dispone de 5 días hábiles para intentar impugnar esta acusación, para lo que podrá valerse de documentos y testigos que puedan defender la teoría de que se actuó dentro del marco legal.

Durante la mañana, ni el Servicio de Salud, ni su directora se han pronunciado respecto a esta materia, y solo extraoficialmente se reconoció “preocupación por el efecto político que esto tiene”, no obstante, fuentes ligadas al Servicio, aseguraron que la materia está siendo nuevamente revisada por un equipo juridico que ayudaría a demostrar que se actuó de una manera “social” en “un momento puntual” y de “coyuntura” que tenía a “una veintena de trabajadores pasando por un problema social grave”.

Con esto, se da un capitulo más del confuso episodio en el que se ha defraudado al Fisco por la fallida construcción del Hospital psiquiátrico de Putaendo y que ahora podría derivar en un Juicio de Cuentas que requiera de la funcionaria, responder con su patrimonio por el daño finaciero acarreado al Estado por dichos pagos no debidos.

vilma olave juicio de cuentas 2

juicio de cuentas vilma olave

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *