Increíble desidia del Ministerio Público: Fiscal decide no perseverar en conflicto por Vertedero La Hormiga

A pesar de toda la evidencia reunida y ofrecida por los querellantes, el Fiscal Eduardo Fajardo de la Cuba decidió hacer uso de su facultad de no acusar y no perseverar en la única causa medioambiental que figura en el mapa de conflictos del Instituto de Derechos Humanos, en la quinta región cordillera.

Para el Director Ejecutivo de la Fundación Mi Patrimonio, Pedro Muñoz Hernández, la decisión fue sorpresiva y preocupante “porque revela lo distanciado que están los intereses de la ciudadanía con los del Ministerio Público”.

“Es inconcebible que ante el peso de la evidencia el fiscal Fajardo, y por extensión el Ministerio Público al que representa no mostrara el mínimo interés en esta causa y los efectos de tener que seguir soportando una carga medio ambiental negativa en un rincón de nuestro valle, que a la postre ha terminado siendo una nueva zona de sacrificio”, señala Muñoz mientras aclara que “efectivamente forma parte de las libertades que se puede tomar un fiscal en el uso de sus facultades, pero no es menos cierto de que hay ocasiones procesales en las que se abusa del derecho, como lo ha hecho el fiscal Fajardo. Y por lo demás no es sano que las investigaciones concluyentes ordenadas por el propio fiscal, sean desechadas por él mismo. Eso es una muy mala señal a los procesos penales, porque coarta la acción de los tribunales, al no permitir que sean ellos quienes decidan si estamos frente a un delito o no. Esta acción de juez y parte le está haciendo muy mal al país y a la imagen del Ministerio Público”.

El dirigente señala que en la causa se terminaron por archivar más de 1300 páginas que según él, daban cuenta de la comisión de un delito con ribetes de interés público, toda vez que la población afectada con el proceder de la empresa GEA supera con creces las cinco mil personas. “Nos sorprende e incomoda que el primer mensaje que envió la Fiscal Regional, señora Claudia Perivancich Hoyuelos, apuntara a concentrarse en combatir actos de corrupción con impacto en la opinión pública, y sus asesores directos en las fiscalías locales no les alerten de estas causas, generándose no solo una pérdida de recursos, sino que también una pérdida de credibilidad en el sistema”.

Un Poco de Historia

 El Vertedero y Relleno Sanitario La Hormiga, de propiedad de la empresa GEA, ha sido blanco de cuestionamientos desde hace ya varios años. A las denuncias por contaminación, y malos olores, se ha agregado un historial de infortunios, como la violación de dos menores de edad en sus dependencias, el hallazgo de osamentas humanas, y una serie de denuncias en el ámbito laboral por malas prácticas, amputación de extremidades por mala operación, volcamiento de camiones por trabajos en la clandestinidad, etc.

Pero en los últimos tres años se han agregado el repudio de los vecinos por el traslado de Arenas contaminadas, la formulación de cargos por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente, una querella por Fraude al Fisco y una querella por el delito de propagar contaminantes al suelo y agua en el entorno de Algarrobal y Hacienda de Quilpué, dos de los sectores más vulnerables de San Felipe.

Una Unidad de la BIDEMA de la PDI realiza análisis de agua desde un canal de regadío que pasa por el borde del CTI La Hormiga.
Una Unidad de la BIDEMA de la PDI realiza análisis de agua desde un canal de regadío que pasa por el borde del CTI La Hormiga.

Las acciones legales se iniciaron en el año 2015 tras un colapso de los vasos contenedores de residuos. En ese momento se descubrió que la empresa nunca operó el relleno, sino que siguió operando como vertedero. El tema terminó con una discusión legal y la Autoridad Sanitaria salió a defender a la empresa, diciendo que estaba en regla, porque operaba con una especie de servicio Dual, donde era necesario seguir botando basura en el vertedero y también en el relleno. Lo que dio inicio a la causa por Fraude al Fisco, que hoy está en proceso.
En 2017 la Fundación Mi Patrimonio hizo una denuncia ante la Bidema (Brigada de Delitos Medioambientales) en Santiago, por Daño ambiental y por Asociación ilícita, “porque acá había una empresa irresponsable que seguía operando el vertedero y había autoridades que permitían eso”, dijo Pedro Muñoz en su oportunidad. En febrero de de 2018 apareció la Resolución o el informe final de la Bidema que, tras tener los certificados científicos y de laboratorio, decretó que las napas subterráneas en el sector La Hormiga se encuentran contaminadas con metales pesados.
El tema, dicen en Fundación Mi Patrimonio, se vio agravado, porque estando contaminada las napas la empresa no sólo no dio aviso a las autoridades, sino que usurpó aguas desde uno de los pozos de monitoreo por unos tres años y repartió esas aguar por las instalaciones del personal y para riego de las dependencias.
Después de una disputa judicial y administrativa, Fundación Mi Patrimonio logra tener en sus manos los resultados de este estudio, y con ese antecedente en su poder colocó una querella por el delito de Daño Ambiental producido en virtud del incumplimiento del artículo 291 del Código Penal, que sanciona al que propaga o disemina elementos contaminantes que son peligrosos para la vida humana, la vida animal, y la vida vegetal.

Una unidad de la BIDEMA revisa el sector, y prepara un informe pericial que de cuenta del grado de contaminación generado por la empresa GEA que habría operado contra norma el vertedero desde el año 2011 a la fecha.
Una unidad de la BIDEMA revisa el sector, y prepara un informe pericial que de cuenta del grado de contaminación generado por la empresa GEA que habría operado contra norma el vertedero desde el año 2011 a la fecha.

Cierre de la Investigación y Sobreseimiento

Con fecha 24 de Septiembre pasado, la Fiscalía Regional de Valparaíso autorizó a la Fiscalía Local para cerrar el proceso sin importar las pruebas obtenidas hasta el momento.

“Esto es especialmente peligroso -señaló Muñoz- por cuanto el Ministerio Público envía una muy mala señal a la ciudadanía, toda vez que esta carpeta se llevó de manera ordenada, correcta y suficiente. Nosotros como querellantes no escatimamos en diligencias para cumplir con nuestro rol, sin embargo nunca vimos la misma actitud en el Ministerio Público, por lo que tenemos el legitimo derecho de desestimar la actuación del fiscal a cargo y agregar como antecedente que todas y cada una de las causas que hemos puesto en sus manos, y que de una u otra forma involucran al alcalde de la ciudad por su relación directa con la empresa de residuos, han sido desechadas. Incluso en la querella por Fraude al Fisco han transcurrido más de tres años sin que este mismo fiscal terminara de ordenar todas las diligencias que solicitamos, que por cierto son muy pocas y muy simples de ejecutar. Sinceramente creo yo que al Ministerio público en san Felipe simplemente no le interesa perseguir delitos de defraudación fiscal con personajes activos de la política local ni tampoco desea perseguir las acciones públicas por delitos que ponen en peligro la salud humana y de su entorno”, sentenció Muñoz.

El Ministerio Público ha rehusado dar declaraciones sobre este y otras causas relativas a estos cuestionamientos y ha guardado absoluto hermetismo en la materia.

Por su parte, desde la Fundación aseguraron que intentarán la vía administrativa para iniciar las reclamaciones correspondientes y judicialmente insistirán en la re apertura de la carpeta investigativa como así también, intentarán iniciar acciones en otra sede para obtener una compensación a las más de cinco mil personas que se han visto afectadas por el irregular funcionamiento del Vertedero La Hormiga.

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.