Regantes admiten que el Río Aconcagua se agotó hace 34 años y que se siguen entregando más derechos de los que existen

  • Ante una nueva redistribución de aguas, los representantes de la Junta de Vigilancia de la primera sección del río Aconcagua le señalaron al Director General de Aguas, Oscar Cristi, que ya es hora de que aborden las causas de la sequía y se tomen medidas sustentables, que apoyen al río completo, sobre todo, a los que han aportado por la seguridad hídrica.
  • Primera sección fue presionada a firmar un acuerdo ante inminente intervención forzada del río.

Ante la solicitud de intervención del río Aconcagua que hizo la tercera sección de éste, la DGA propuso firmar un nuevo acuerdo que fija en 36 horas semanales el cierre de las compuertas de la primera y segunda sección, para dejar pasar toda el agua, río abajo. De no aceptarse, lo intervendrían. Para no agravar aún más la sequía que todos sufren, la primera sección, que es la más perjudicada con la medida, firmó este nuevo Protocolo de Redistribución de Aguas 2019-2020.

Este acuerdo fue firmado por todas las partes: primera, segunda, tercera sección del río Aconcagua y DGA, del Ministerio de Obras Públicas, el que se extiende por la temporada, durante los decretos de escasez, hasta abril 2020.cultivo de paltos en cerros de chile a pesar de la sequía

Desde octubre y hasta la fecha, la primera sección, la segunda y Esval venían entregando agua de forma voluntaria, para asegurar el consumo humano de la región de Valparaíso. En ese periodo, la primera, entregaba dentro de un rango de 24 y 36 horas, según la disponibilidad del caudal y la segunda, con 36 horas fijo.  Sin embargo, este acuerdo fue desestimado por la tercera sección, presidida por Walter Riegel, que exigió más agua e intervención.

Ante lo anterior, la primera firmó, una vez más, pero le pidió, enfáticamente, al director general de aguas, Oscar Cristi, considerar los estudios que se han hecho en la DGA (año 2011), que señalan que no se puede seguir aumentando las superficies de riego. Que el problema de la sequía del río Aconcagua, se ha incrementado, producto del aumento explosivo de éstas, sobre cota de canal, estos últimos 15 años, con plantaciones en cerros, lo que está afectando a sus propios pequeños agricultores y a todo el río. Es decir, hubo una sobre explotación, amparada en un sobre otorgamiento de derechos de agua.

Después de años, el Río Aconcagua se apreciaba nuevamente poderoso y dando muestras de que, luego del Tingiririca, es el afluente con mayor declive de la zona central del país. Con fuerza volvió a arrastrar rocas y a demostrar porqué fue tan temido en el pasado. Otra señal de que la naturaleza es regresiva y cíclica. Cosa que algunos se niegan a aceptar y lo sedafían construyendo en sus bordes.
Atrás quedaron los grandes caudales del Aconcagua, otrora poderoso río de la zona central del país.

A diferencia de lo anterior, la primera sección tiene, significativamente, menos de superficie de riego y se declaró agotada hace 34 años, por lo que le pidieron a la DGA evaluar esta medida, que no es sustentable y afecta, enormemente, a quienes han hecho un uso responsable del agua, y, si insisten en ésta, terminarán secando todo el río Aconcagua.

Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver mi novia Pulsa para conocer a mi Familia Pulsa para conocer mi trabajo Mapa de imágenes. Pulsa en cada una de los círculos.